La América del Sur conquistó su independencia mediante una guerra con origen en los levantamientos andinos de 1780, la lucha contra los ingleses en 1806-1807, la sublevación de Chuquisaca y La Paz de 1809, que después de la Revolución de Mayo de 1810 se extendió por toda su geografía hasta la batalla de Ayacucho en 1824.

En el Río de la Plata, Manuel Belgrano venció en Tucumán (1812) y Salta (1813), y luego el general José de San Martín triunfó en San Lorenzo (1813), Chacabuco (1817) y Maipú (1818), labrando así el camino de la emancipación. Fue una guerra de todo el pueblo, desde los gauchos salteños dirigidos por Martín Miguel de Güemes que defendieron la frontera norte y las mujeres espías, hasta los soldados y oficiales del Ejército de los Andes, entre los cuales cabe recordar a los negros en las formaciones de infantería que llevaron adelante la campaña libertadora a Chile.

Si una había sido la dominación española, una debía ser la dominación americana. Confluir en Lima, centro de todos los movimientos contrarrevolucionarios en la América del Sur, era dar paso al objetivo estratégico central: una sola nación sudamericana libre e independiente. En la sala se exponen las armas con las que el pueblo luchó por su independencia y soberanía.

Cuándo

  • Lunes | Cerrado
  • Martes | Cerrado
  • Miércoles | Abierto de 11:00 a 18:00
  • Jueves | Abierto de 11:00 a 18:00
  • Viernes | Abierto de 11:00 a 18:00
  • Sábado | Abierto de 11:00 a 18:00
  • Domingo | Abierto de 11:00 a 18:00

Dónde

Museo Histórico Nacional

Defensa 1600 Ciudad Autónoma de Buenos Aires